FASE DEL SUEÑO·VOLUNTARIADO

El poder de la comunidad

Una transformación posible. Un sueño común que unió al barrio por completo: pintar la escuela de colores, adecentar los espacios donde juegan y aprenden los niñ@s.

“Este colegio se lo merece…” nos decia una mamá voluntaria hace a penas dos días cuando salía de grupos interactivos y vio el primer trocito de muro pintado de colores.

Las bajas espectativas hacia la comunidad han provocado la dejadez, se han olvidado los tonos pastel de sus fachadas, el azul de la puerta o los muros escamados que se caen con solo mirarlos.

Por los pasillos se oyen madres, las conocen, les encanta tenerlas en clase.  Ellas se sienten orgullosas y están luchando por el cambio al que califican de duro y complejo, pero al que se entregan firmes. Dicen que aquí seguirán, en pie. Empezaron 2, ahora son 8 en grupos interactivos, y cada día se unen más a trabajar en las aulas.  Su entusiasmo contagia. Así lo siente el alumnado y los voluntarios que absorviendo esta energía, se suman a  trabajar en las aulas, pintar, arreglar y soñar.

Nada pasa si no se sueña primero. En La Chanca hay familias, maestros, monitores, trabajadores y alumn@s que ya sueñan despiertos.

SI QUIERES CAMBIAR ALGO,

CAMBIA TU.

EN ESTE COLE HAY UN PODER ESPECIAL PARA ESO.

Te invitamos a participar en esta bonita historia.  Escríbenos, visita, conoce… TRANSFORMA.